18.3.12

DEJAR QUE PASE

Qué he de ser, de ahora en más, si la puerta fue la equivocada y el rumbo es incierto? Hay momentos que son apenas formas amorfas, aunque vaya uno a obstinarse en que allí está la vida deambulando...
Voy a ser un pedazo de poesía que se muerde los labios, que asciende confusa hacia las aguas del rencor, porque sabe que ya no queda nada y que los caminos se bifurcaron.
Voy a sentarme a jugar en un parque solitario, masticando tus palabras y llorando imágenes de algún paisaje bucólico. Ahora duele, tiene sabor a desconcierto todo lo hablado, se agotaron los besos y un calambre atraviesa, cruelmente, mi corazón derrumbado.
Voy a dejar que pase la temporada de verano, voy a sumergirme en patologías sensoriales y miraré hacia el cielo buscando a mi madre.
Quise la felicidad sin saber que no es sino mera construcción mental... No se conjugan en amor el presente y el futuro... El desencuentro de los tiempos verbales.
Te dije que el destino a veces nos dá el beso de la muerte y se larga, sempiterno, a la aventura... Quizá una dosis de París sea mejor, mientras el Sur aguarda, expectante, mi llegada.
Dejo todo y me voy porque ya vine y no estabas... Ser transición no está tan mal... Un trago y a dejar que el sol achicharre mis huesos en el verde... Ahí donde nació, murió y sin beso de despedida.
Vi las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura, hambrientas histéricas desnudas,arrastrándose por las calles de los negros al amanecer en busca de un colérico pinchazo...

ALLEN GINSBERG "AULLIDO"